En los tiempos del Nuevo Testamento, surgió una nueva metodología en el ministerio de sanidad del apóstol Pablo- algo que nunca había ocurrido antes de ese tiempo:

Y hacía Dios milagros extraordinarios por mano de Pablo, de tal manera que aún se llevaban a los enfermos los paños o delantales de su cuerpo, y las enfermedades se iban de ellos, y los espíritus malos salían. (Hechos 19:11-12, RVR1960)

De una manera similar, Morris Cerullo y los miembros del equipo de oración de World Evangelism Healing Center han creado “pañuelos de oración” ungidos con oraciones especiales para tu sanidad y liberación. Cada oración está dirigida para suplir una necesidad específica en tu vida y Morris Cerullo y creyentes que son usados por Dios en ministerios de sanidad y liberación han orado por ellos.

Te animamos para que uses estos “pañuelos de oración” como un punto de contacto. Llévalos contigo para que los entregues a aquellos que ministras que necesitan sanidad y/o liberación. Ponlos sobre tu cuerpo como un punto de contacto para tus propias necesidades. Entrega estas oraciones a amigos y familiares que necesitan sanidad y liberación.

Haga clic en la oración que necesitas leer e imprímela en tu impresora.

En el nombre de Jesucristo y por la autoridad de Su poder, Su Palabra, Su sangre, y el Espíritu Santo, oramos por sanidad espiritual.

Liberamos el Espíritu de Adopción para acercar al Reino de Dios a los que no han sido salvos. Declaramos salvación individual, salvación del hogar, y renovación espiritual a aquellos que se han apartado o enfriado espiritualmente.

Vendrán de lejos hijos e hijas. Se establecerán familias en el hogar de Dios. Los pecados serán perdonados, cubiertos por la sangre de Jesucristo, al ser confesado como Señor y Salvador.

En el nombre de Jesucristo y por la autoridad de Su poder, Su Palabra, Su sangre, y el Espíritu Santo, hablamos sanidad al cuerpo físico.

Hablamos al torrente sanguíneo, a cada órgano, musculo, hueso, nervio, y sistema corporal que se alinee con la Palabra de Dios la cual declara que somos sanos por medio de la expiación de Jesucristo.

Rompemos cualquier fortaleza espiritual y espíritus generacionales que puedan estar operando en ámbito físico. Ordenamos sanidad total y restauración física.

En el nombre de Jesucristo y por la autoridad de Su poder, Su Palabra, Su sangre, y el Espíritu Santo, hablamos sanidad a las emociones. Liberamos el poder del perdón para reemplazar la falta de perdón, odio, o amargura.

Liberamos el consuelo del Espíritu Santo para reemplazar la pena. Hablamos a las emociones que están fuera de control que se sujeten bajo la autoridad y control del Espíritu Santo. Rompemos toda fortaleza espiritual y espíritus generacionales que pueden estar operando en el ámbito emocional.

Ordenamos sanidad total y restauración a una condición emocional saludable.

En el nombre de Jesucristo y por la autoridad de Su poder, Su Palabra, Su sangre, y el Espíritu Santo, hablamos sanidad a la mente. Venimos en contra de la depresión, desánimo, confusión mental, nerviosismo, funciones de retraso mental, temor, y ansiedad.

Oh Dios, oramos, en el nombre de Jesús, para que Tú camines por los pasillos de la mente, sanando y restaurando lo que Satanás ha destruido. Rompemos cualquier fortaleza espiritual y espíritus generacionales que puedan estar operando en el ámbito mental.

Ordenamos que la mente de Cristo sea inculcada por medio del poder del Espíritu Santo.

En el nombre de Jesucristo y por la autoridad de Su poder, Su Palabra, Su sangre, y el Espíritu Santo, ordenamos que todo poder maligno sea atado y salga fuera. Hablamos a los espíritus de adicción, opresión, obsesión, posesión y todo enemigo maligno que cese y desista y salga en el nombre de Jesucristo.

Rompemos fortalezas y espíritus generacionales que puedan estar operando. Le prohibimos a estos poderes malignos que vuelvan a entrar.

Enviamos al Espíritu Santo para que llene el vacío en este vaso con el poder purificador y liberador de la sangre de Jesús.