Un Corazón Sano

Puede que estés leyendo esto esta noche, preocupado por algún problema de salud. Es posible que tengas sobrepeso, o que tu presión arterial esté demasiado alta, o que el médico te advierta que eres un posible candidato para un ataque al corazón. 

Bueno, mi amado, por más serios que sean esos asuntos, Dios me está guiando a compartir contigo una pregunta importante ... una pregunta que podría ser la causa fundamental de tu enfermedad física. Pregúntate a ti mismo esta noche, "¿Cómo está mi corazón?" 

No me refiero a tu corazón físico, sino al espiritual...el que determina cómo respondes al mundo que te rodea. Si este corazón está enfermo, a menudo se manifiestan otros problemas, como la alta presión arterial, falta de energía, etc. 

Aquí está la receta de Dios para un corazón saludable: ”Por lo tanto, como escogidos de Dios, santos y amados, revístanse de afecto entrañable y de bondad, humildad, amabilidad y paciencia“ (Colosenses 3:12, NVI). 

Deja que esa palabra hable a tu espíritu esta noche. Retira tu mente de tus problemas físicos cuando empieces a dormir esta noche, y en lugar de eso pide a Dios que te dé el corazón sano que se menciona en Colosenses 3:12. Tendrás dulces sueños esta noche y un día mucho más saludable ... mañana.

Nuestra oración de la tarde - Oremos juntos …

Padre celestial, te pido esta noche, a través de tu Espíritu Santo, que limpies mi corazón. Hazme compasivo, bueno, humilde, amable y paciente. Señor, libremente renuncio a cualquier amargura, ira o arrogancia en mi corazón, y solo busco Tus virtudes. Haz que mi corazón sea puro, y sáname, espiritual y físicamente. En el Nombre de Jesús, Amén.

Nombre de pila
Apellido
Ciudad *
País *
Email *