Transforma la Angustia

¿Enfrentas una decisión esta noche que te está causando confusion en tu espíritu? ¿Lo que Dios quiere que hagas es algo que no te complace? ¿Tu manera parece más fácil y más agradable? Tal vez te ayude si comparto una experiencia contigo.

Varios días después de nuestra boda, Morris y yo iniciamos nuestra vida pastoreando una iglesia en Nuevo Hampshire. Yo sabía que Morris tenía un llamado sobre su vida para ministrar en el campo evangelístico, pero estaba segura que Dios no lo liberaría de ser pastor hasta que nuestra familia se estableciera.

Esperábamos nuestro primer bebé cuando Morris vino y me dijo que era tiempo de salir y conducir cruzadas. Yo sabía que debíamos obedecer el llamado de Dios. Renuentemente accedí, pero en privado, mi corazón clamaba por entendimiento. ”¡Ciertamente, Dios, nos pudiste haber concedido algunos años juntos establecidos como pastores!“ Mi bebé nacería en algunos meses. No quería salir sin tener la seguridad de tener un lugar al cual llamar hogar. Qué batalla luché en mi espíritu.

No fue hasta que rendí mi voluntad al Señor y que acepté Su Palabra, ”Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas“ (Mateo 6:33), que la paz vino a mi corazón y junto con ello una emoción por movernos a una vida de fe y aventura. Si no hubiera obedecido a Dios, nos hubiéramos perdido las tremendas bendiciones de alcanzar a las naciones del mundo con el Evangelio.

Entrega ahora tus planes a Dios. Pídele que te muestre claramente cuáles son Sus planes. Te puedo asegurar que no hay mejor camino que el camino de Dios.

Nuestra oración de la tarde - Oremos juntos …

Padre, pensé que yo tenía un mejor camino, pero ahora veo que Tus caminos son más altos que mis caminos. Rindo mis planes a Ti. Caminaré contigo, Padre, donde sea que me guíes, porque sé que es para mi bien, y no has planeado ninguna derrota para mí. En el Nombre de Jesús, Amén.

Nombre de pila
Apellido
Ciudad *
País *
Email *