La Opción Poco Probable

"¡Señor, este trabajo me está abrumando! Por favor envía ayuda. ¡No puedo más!" ¿Así ha sido tu oración esta noche? Si es así, no estás solo.

Después de años de estar envuelto en el trabajo, sé de primera mano que el Señor siempre envía ayuda cuando más la necesitas. ¡El problema es que a veces Él la envía a través de la persona o circunstancias menos probables que puedas imaginar! A menudo es alguien que no conoces. Si los conoces, pueden ser personas que no hubieras considerado.

Cuando te das cuenta por primera vez de que necesitas ayuda, tu tendencia puede ser mirar a las personas más cercanas a ti, pero esto rara vez funciona por mucho tiempo, ya que a veces se sienten obligados o pueden decepcionarte. A veces es fácil pasar por alto a la persona que el Señor ha elegido como Su candidato para el trabajo. En la vida de Jesús, también, Dios envió una opción poco probable.

Cuando Jesús caminaba hacia el Calvario, y Su cruz se hizo demasiado pesada para Él, el enviado para ayudar a cargarla no fue uno de los discípulos, uno de Sus amigos, ni siquiera alguien que Él conocía. Mateo nos dice, “…le llevaron para crucificarle. Cuando salían, hallaron a un hombre de Cirene que se llamaba Simón; a éste obligaron a que llevase la cruz” (Mateo 27:31-32).

Del mismo modo, la persona o respuesta que Dios envía para ayudarte puede ser alguien o algo totalmente inesperado. Sé receptivo a lo que el Señor provee. Dios puede obrar de maneras sorprendentes, pero siempre lo hará por ti.

Nuestra oración de la tarde - Oremos juntos …

Padre Celestial, gracias por nunca darme más trabajo del que puedo soportar. Gracias también por aquellos que has enviado y los que me enviarás para ayudarme. Ayúdame a reconocer y desarrollar los talentos y habilidades de cualquier persona que me "asignas." ¡Que todos estemos unidos en nuestro trabajo para que al servirnos unos a otros, seamos uno! En el Nombre de Jesús, Amén.

Nombre de pila
Apellido
Ciudad *
País *
Email *